Por fin hemos conseguido que nos nombraran Director del Proyecto (o Planner), y como primera tarea nos han encargado estimar la duración del proyecto, la primera duda que se nos viene a la mente será ¿cuál técnica me permitirá estimar de la mejor forma la duración de mi proyecto?

Para responder esa pregunta, primero debemos conocer qué técnicas existen y cuándo debemos aplicarla: 

1) Estimación paramétrica: 

Esta técnica consiste en la utilización de un modelo matemático simple o complejo, generalmente técnicas de regresión, que se aplican sobre los datos históricos de ciertos parámetros del proyecto. Asimismo, esta técnica puede ser aplicada para estimar la duración del proyecto o una parte de él (a nivel de actividad).

¿Cuándo lo aplico?

Tenemos que tener reconocer ciertas circunstancias que favorecen la utilización de este tipo de estimación:

1. Los proyectos a comparar deben ser similares, es decir, el proyecto que vas a realizar debe tener afinidad con el proyecto del cual utilizarás los datos históricos. Recuerda que un factor importante en la efectividad de esta estimación es la calidad de los datos.

2. Se cuenta con suficiente información histórica, es decir, el proyecto pasado debe tener suficiente información histórica relevante del parámetro escogido para poder ser usado como referencia en la estimación de tu nuevo proyecto.

3. Se cuenta con poco tiempo para estimar, una de las ventajas de este tipo de estimación es que se completa de forma muy rápida (aunque dependerá del modelo a utilizar) y de forma segura.

Debemos tener en cuenta que un modelo más complejo resultará en un estimado más preciso, más exacto y más confiable.

2) Estimación análoga:

Esta técnica utiliza datos históricos de una actividad o proyecto similar. Estos datos se toman como referencia para proyectar y realizar un estimado de la duración. También se le denomina estimación descendente “arriba hacia abajo” porque generalmente se realiza la estimación desde los niveles superiores hacia los inferiores del desglose.

¿Cuándo lo aplico?

1. Los proyectos y sus actividades deben ser similares, puesto que nos basamos solamente en los datos históricos, las actividades del proyecto deben ser similares de hecho, no solo en apariencia.

2. Se cuenta con muy poca información de detalle sobre el proyecto, esto se debe a que si no conocemos a fondo los detalles del proyecto, nos resultará más difícil poder estimar las duraciones desde el último nivel de desglose y, por lo tanto, lo mejor sería estimar desde los niveles más altos del proyecto.

3. Se cuenta con poco presupuesto y tiempo para estimar, las ventajas de este tipo de estimación es que son menos costosa y requieren menos tiempo que otras técnicas, en contraparte, sus desventajas son menor exactitud y menor precisión.

3) Estimación por tres valores:

Esta técnica se basa en tres valores de entrada, que representan los valores para los escenarios optimista, más probable y pesimista, para llegar a un único valor aproximado. Hay que resaltar que en esta técnica se incorpora el riesgo en la estimación con lo que mejora la exactitud del estimado.
Existen dos maneras de aplicar la estimación por tres valores y esto dependerá del tipo de distribución que se le asigne a la variable:

Utilizando la distribución beta

Donde:
e: valor esperado
o: valor optimista
m: valor más probable
p: valor pesimista

 

Utilizando la distribución triangular

Donde:
e: valor esperado
o: valor optimista
m: valor más probable
p: valor pesimista

Esta técnica deriva de la estimación PERT y generalmente se aplica para estimar las duraciones y costos de las actividades de un proyecto. Asimismo, la distribución más empleada es la beta.

¿Cuándo la aplico?

1. El proyecto se desarrolla en escenarios inciertos y de indecisión, esto se entiende debido que al aplicar esta técnica, estas incorporando el riesgo a la estimación.

2. Te interesa obtener información más precisa y confiable en la estimación, la estimación por tres valores te permite obtener una función de distribución de probabilidad con la cual puede trabajar y obtener datos como: la probabilidad de que el proyecto se retrase X días, la probabilidad de que la actividad Y termine antes de su fin más temprano.

Conclusiones finales

Para la pregunta planteada inicialmente la respuesta siempre será DEPENDE !
En la práctica real se combinan varias técnicas de estimaciones sobre un proyecto para reducir el riesgo de estimar incorrectamente. Sirve para ver el proyecto de diferentes enfoques.

Es importante identificar las diferentes circunstancias y/o factores que afecten nuestra estimación de la duración del proyecto, de esa forma sabremos cuál técnica nos conviene utilizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *